Crisis, Estrategia, Marcas Frente al COVID

¿Cuál será la palabra clave para que estos negocios operen durante el new normal?

Confianza. Esa será la palabra clave para que los salones de belleza, pequeños o grandes puedan continuar operando cuando el Estado decida reactivar la economía con la apertura de distintos negocios. Desde el pasado 20 de marzo, los salones de belleza, las estéticas, los centros de uñas y de diseño de cejas se encuentran cerrados. Sus colaboradores están suspendidos, algunos centros se han acogido al programa FASE y todos (si no me equivoco) están viendo reducidos al mínimo el porcentaje de ingresos que percibían con una frecuencia mensual. En definitiva, estos negocios están tratando de sobrevivir durante esta pandemia, y hay que reconocer que están haciendo un gran esfuerzo para mantenerse vigentes en la mente de sus consumidores.

Pero antes de entrar en materia y hablarles sobre lo que están haciendo las empresas que forman parte de este sector para generar esa confianza desde antes de que inicie el new normal, quisiera que viéramos cómo se encuentra a nivel mundial.

En España, por ejemplo, el 94.2% de los salones de belleza son microempresas. Esto quiere decir que, al igual que en nuestro país, son negocios pequeños, en los que laboran entre 1 y 5 colaboradores. Según la Alianza de Empresarios de Peluquería de España, este sector ha registrado pérdidas de aproximadamente 1,280,000 millones de euros.

En Inglaterra, tenemos el caso de los salones Blue Tit, ubicados en Londres. Según un artículo publicado por BBC Mundo, los dueños de estos centros de belleza estiman que cuando se reabra la economía en ese país, sólo podrán trabajar a un 50% de su capacidad normal. El sistema que utilizarán será el de cita previa y reservarán  15 minutos entre cliente y cliente, para desinfectar todo el equipo y el local. Esto, les obligaría, y así lo han dejado claro, a ampliar el horario de atención y a incrementar los costos de los servicios.

En resumen, este tipo de negocio tendrá que transformarse completamente durante el new normal y más aún, tomando en cuenta que el escenario todavía no está claro. Me atrevo a afirmar que, por primera vez en la historia, los salones de belleza tendrán que implementar protocolos de bioseguridad, nuevos sistemas de atención y buscar la forma de seguir generando ingresos importantes para que el negocio siga siendo rentable.

Luego de ver todo el escenario, vamos a analizar cómo este sector a nivel local ha estado generando confianza desde que se habló de la remota posibilidad de que el COVID-19 llegará a nuestro país y cómo se han mantenido haciéndolo durante estos más de 45 días de toque de queda y cuarentena. Para hacerlo, tomé como ejemplo 4 marcas importantes y muy reconocidas por los consumidores: Polish RD, The Nail Bar, Meidden y Reflejos. 

 Implementación de medidas desde que se empezó a hablar de COVID-19. Desde finales del 2019, sabíamos que el COVID existía, pero lo veíamos como un virus lejano que estaba en China y que nunca llegaría aquí. Sin embargo, el 1 de marzo nos sorprendió el primer caso en un centro turístico y, desde ese momento, estas 4 marcas iniciaron una comunicación proactiva al respecto en sus plataformas sociales. Comunicaron que tenían gel sanitizante en cada rincón de sus locales y que sus colaboradores se encontraban desinfectando con frecuencia los instrumentos que utilizaban para trabajar.

  • Comunicación sobre cierre de operaciones según disposición gubernamental. El 18 de marzo, el Gobierno decidió declarar el estado de emergencia y cerrar los negocios que no fueran esenciales durante esta crisis, por lo que solamente permanecerían abiertos supermercados, farmacias y negocios de comida. Ese día, estas 4 marcas comunicaron a través de sus redes que se acogían a esta medida y que esperaban pronto retomar sus operaciones luego de que finalizarán esos primeros 15 días. El tono de la comunicación fue esperanzador y promovía que todas sus clientas se quedarán en casa y reforzarán las medidas de higiene recomendadas.
  • Reinvención de servicios y continuidad de negocios. Los 15 días se alargaron como unas 4 veces, y los salones permanecían cerrados. Sus colaboradores lo estaban sintiendo debido a que la mayoría fueron suspendidos  y también las clientas (me incluyo), ya que ese tinte, ese corte de pelo, el arreglo de las uñas y de las cejas, se quedaría ¡quién sabe para qué fecha! Sin embargo, muchos de los salones que estamos analizando como Polish RD, The Nail Bar y Meidden se reinventaron durante la crisis y pudieron continuar operando, aunque de una forma más reducida. Esto les ha permitido seguir presentes en la mente de sus clientes y a darle un giro a sus negocios. Los tres se han dedicado a vender productos para el cabello, para el cuidado de las manos, para la cara, para el cuidado de los pies, y lo han hecho bajo la mecánica de los pedidos vía WhatsApp o telefónica. Están ofreciendo el delivery gratis y con una frecuencia diaria o semanal, publican las distintas ofertas y recuerdan el procedimiento. En el caso de The Nail Bar, el cual es el que me parece más interesante, su dueña Awilda Sánchez y su esposo, son quienes se están encargando de empacar los productos y tienen un protocolo de higiene que ha sido comunicado de forma magistral en sus redes sociales.
  • Contenido de valor: eso es lo que necesita la gente en este momento. Generalmente, las plataformas sociales de los salones de belleza que tomamos como referencia tenían una comunicación muy estática y hasta cliché: hablando sobre servicios, fotos de los resultados de sus clientas y resaltando el expertise de sus colaboradoras o su historia de negocio. Sin embargo, esta situación y el tener que permanecer presentes en la mente de sus consumidoras, les ha obligado a modificar toda la estrategia de contenido y a convertirla en una estrategia de VALOR, la cual ha dado resultado. Vemos como Meidden está realizando lives sobre diferentes aspectos, no solo cuidado del pelo, sino de aspectos de la vida diaria que estamos experimentando en plena cuarentena, como ansiedad. Lo mismo está haciendo The Nail Bar. Esto provoca que no solo sus clientas fieles continúen conectadas con la marca y se conviertan en embajadoras y defensoras de estas, sino que también les provoca curiosidad a aquellas que no lo son. Recordemos que lo que conecta con los consumidores va mucho más allá de lo que vendemos, lo que conecta con ellos son los valores de nuestra marca. Estas dos marcas, Meidden y The Nail Bar están conectando y es muy probable que en este momento alguna mujer pueda estar diciendo, solo por ver un live de ellos, “wow, yo quiero ir a ese salón y conocerlo cuando termine todo esto”.
  • La vocería siempre debe tener una cara. En este caso tengo que mencionar solamente a The Nail Bar. Las demás marcas que tomé como referencia, están comunicando como empresa. Sin embargo, The Nail Bar está comunicando temas de importancia, como protocolo de seguridad y nuevos servicios ante la emergencia, a través de su dueña la señora Awilda Sánchez. ¿Por qué me parece interesante y positivo esto? Porque, primero, le da una cara al negocio. Segundo, porque eso genera mayor confianza. Tercero, porque el ponerle un rostro a temas como capacitación de personal en bioseguridad, protocolos de higienización y nuevos servicios, le permite al cliente saber que una persona de peso en la empresa le está dando garantía de seguridad y de calidad.
  • Modificación de logo ante la pandemia: The Nail Bar aquí se sacó un 10 de 10. Marcas internacionales como Coca-Cola, Mercedes Benz, El Corte Fiel entre otras, modificaron sus logos, como una forma de promover la importancia de la prevención y de mostrarse empáticos ante la pandemia. Así que es muy positivo que The Nail Bar haya copiado esta acción.
  • Anuncio de protocolos de seguridad ante el posible reinicio de la economía. Marcas como The Nail Bar, Polish RD, Meiddn y Reflejos se están preparando para el new normal, lo cual es positivo ya que habla de su responsabilidad para con sus colaboradores y clientes, además de su capacidad de anticiparse ante escenarios de riesgo y trabajar en función de ellos. En el caso de The Nail Bar y Reflejos, vemos como se limitaron a comunicar que estaban tomando o finalizando cursos de protocolos de seguridad con entidades certificadas, sin dar detalles sobre los mismos.
  • Hablar sobre protocolos ante new normal a veces genera más preguntas que buenos comentarios. Sí, en muchos casos es bueno anticiparnos y comunicar de forma proactiva lo que estamos haciendo y lo que vamos a hacer. Es bueno decir que estamos certificándonos en protocolos de bioseguridad. Sin embargo, cuando comunicamos que tenemos mamparas de acrílico en la estación de uñas y que nuestras colaboradoras tendrán todo el equipo de protección para atender a las clientas, estamos despertando muchas dudas sin darnos cuenta, como estas que les coloco a continuación:
  • ¿Qué va a pasar cuando me arreglen los pies?
  • ¿Van a reducir la cantidad de estaciones que tienen?
  • ¿Cómo será el sistema ahora para asistir, será por citas o nos sentaremos todas como antes a esperar?
  • ¿Y cuando me laven el cabello, el protocolo será igual?
  • ¿Cuántas personas podrán estar al mismo tiempo en el salón?
  •  ¿Me imagino que van a desinfectar todo entre clienta y clienta?
  • ¿Cómo van a poder controlar que sus colaboradores sigan las recomendaciones del Ministerio de Salud en sus hogares?
  • ¿Llevarán un registro de las clientas para poder registrar origen de posibles contagios?
  • ¿Y si se registra un contagio en el salón qué van a hacer, van a cerrar?
  • ¿Cómo será el pago, tarjeta de crédito o transferencia porque me imagino que no aceptarán efectivo? 

Cuando la información genera más preguntas que respuestas y usted no tiene las respuestas, lo mejor es tomarse el tiempo de analizar cuáles serían las principales dudas que tendrían nuestras clientas antes de anunciar que tenemos mamparas y que nuestras colaboradoras usarán mascara protectora. Esto, en el caso particular de Polish RD, aunque hay que reconocer el gran esfuerzo que están haciendo para dotar a sus colaboradoras de esos elementos de protección y de adquirir esas mamparas de acrílico, las cuales, hasta el momento, solo tienen los supermercados grandes del país.

En resumen, en cuanto a este sector, lo positivo pesa más que lo negativo y, como dije en párrafos anteriores, hay que reconocer la capacidad de reinvención y de anticipación ante los riesgos que muchos de estos negocios han tenido. Esto nos debe llevar a la reflexión a todos los que manejamos marcas y a entender que aún en los peores momentos, aún cuando no podamos operar de forma normal, siempre hay que buscar la forma de mantenernos en la mente de nuestros consumidores.

Estándar

5 comentarios en “¿Cuál será la palabra clave para que estos negocios operen durante el new normal?

  1. Excelente análisis Romina! Me parece que con el, le das pautas a los que no han implementado una comunicación estratégica de valor en torno a lo que estamos viviendo y lo que viviremos luego de que se levante el Estado de Emergencia, al mismo tiempo que le dejas claro posibles medidas a implementar y qué considerar a la hora de hacerlo, para qué si no comenzaron “bien”, estén a tiempo de resarcir las posibles consecuencias de su descuido y/o falta de manejo comunicacional y de reinvención ante la crisis.

    Me gusta

  2. Excelente análisis Romina! Me parece que con el, le das pautas a los que no han implementado una comunicación estratégica de valor en torno a lo que estamos viviendo y lo que viviremos luego de que se levante el Estado de Emergencia. Al mismo tiempo que le dejas claro posibles medidas a implementar y qué considerar a la hora de hacerlo, para qué si no comenzaron “bien”, estén a tiempo de resarcir las posibles consecuencias de su descuido y/o falta de manejo comunicacional, y de reinvención ante la crisis.

    Me gusta

    • Romina Vásquez dijo:

      Gracias mi querida y admirada Susan! A la verdad que el sector belleza ha sorprendido durante esta crisis, cualquiera hubiera pensando que se iban a quedar estáticos, pero no ha sido así.

      Me gusta

  3. Excelente artículo y reflexiones ! Muchísimas Gracias por incluirnos !
    Sin lugar a dudas nuestra industria ha estado bien activa en temas de reinvención no sólo en servicios sino en estrategias de comunicación.
    Aunque no tenemos muy claras las medidas que tendría el gobierno, la mayoría de las marcas locales estamos aprendiendo de las mejores prácticas de USA y Europa y tomando medidas e invirtiendo en adecuar los espacios con equipos y todo lo necesario para servir en un espacio seguro.
    Sin salud no hay belleza.
    Más cerca ya de la apertura ( cuando nos sea permitido ) estaremos comunicando en detalle los protocolos y procesos.
    Nueva vez muchas gracias de parte de todo el equipo de The Nailbar Beauty !

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s