Crisis, Estrategia, Mis recomendaciones

Los 5 “NO” de la disculpa de Luís Polonia

El vídeo de Luís Polonia insultando a los Liceístas fue tendencia la semana pasada. Llegó a 8,654,550 usuarios sólo en República Dominicana y generó 2,411 tweets en unas cuantas horas (estos datos los ví en una publicación de Pavel de Camps en Linkedin). El impacto de su hazaña, a pesar del alcance que muestran estos números, fue muy negativo. Todo aquel que compartió, comentó o retwitteo el post, critico a este jugador de Las Aguilas Cibaeñas. Lo calificaron como una persona vulgar, irrespestuosa y con muy poco profesionalismo.

Días después, Polonia publicó otro video en el que se disculpaba (entre comillas) y atribuía sus palabras al furor del momento, al alcohol y a todo el bullying que había recibido su equipo por parte de los Liceístas durante la temporada. Lo interesante es que esta “disculpa” le salió más cara que la publicación inicial.

La gente se molestó aún más con él, los periódicos escribieron sobre el tema y la bola de nieve fue creciendo, incluso tuvo que cambiar la configuración de su cuenta de Instagram de pública a privada para detener un poco la avalancha de comentarios negativos, incluidos improperios hacia su persona.

 

Opinión del Periódico El Caribe.

Lo interesante de todo esto es que no estuvo mal que se retractara, cuando se ofende a un grupo de personas ya sea de manera intencional o no lo correcto es aceptar el error y tratar de enmendarlo. Sin embargo, el cuándo y el cómo, sobre todo, son factores esenciales. Como en este blog lo que buscó es que encontremos oportunidades de mejora en cada caso y que estas nos puedan servir para situaciones futuras, quiero dejarles los 5 elementos que hicieron que la disculpa de Polonia no fuera efectiva.

1- No generó empatía. A la hora de dar una disculpa eso es lo primero que debemos de generar empatía, que no es más que hacerle entender a quien o  quienes ofendimos que entendemos su molestia, que nos ponemos en sus zapatos y que estamos arrepentidos de haber generado ese sentimiento en ellos. La regla de la empatía no incluye ni peros, ni justificaciones. Se debe mostrar humildad y arrepentimiento sincero.

2- No controló su lenguaje corporal. A la hora de dar un mensaje todo comunica. Con la boca puedes estar diciendo algo, pero tu cuerpo puede hacer que el otro que te ve o te escucha perciba todo lo contrario. Su lenguaje corporal no era el de una persona que se estaba disculpando, sino de alguien que se encontraba a la defensiva. 

3- Criticó al equipo del Licey nuevamente. Una de las frases que más me llamo la atención fue esta: “no me siento mal por lo que dije del equipo de los Triges del Licey, porque en verdad eso son ellos, no más de ahí“. Puede ser cierto o no lo que dijo, pero si se estaba disculpando lo ideal era que no hiciera otro comentario negativo sobre este equipo. 

4- Dudó de que la acción estuvo mal o fue incorrecta. Otra de las frases que dijo durante su disculpa fue “comencé a tomar y a disfrutar del juego y quizás en las redes dije algo que nunca debió haber pasado“. Ustedes dirán que exagerada eres, pero las palabras que se utilizan en una disculpa pública tienen que ser muy precisas. “Quizás” no era la palabra porque genera dudas. Es mejor utilizar terminos concretos como “me equivoque” y “estoy seguro”.

5- Justificó su acción en base a unas rencillas anteriores que nada tenían que ver con lo que él hizo. Esto llamó la atención sobre otro tema, generó más molestía entre los Liceístas y desmontó toda la disculpa con la que inició en un principio. No se si han escuchado hablar sobre los mensajes claves. Pues en comunicación los mensajes claves son aquellos argumentos que deben repetirse y colarse en una conversación para que los demás entiendan y nos les quede ni la más mínima duda de lo que quisiste decir. En este caso, los comentarios fuera de la disculpa, hicieron que ese mensaje clave desaparecía y diera lugar a otros temas que nadie había sacado.

5- El video fue muy largo. En comunicación la brevedad es la clave. 3 minutos con 47 segundos es demasiado tiempo para disculparse. A lo sumo, una disculpa como la que debía dar Luís Polonia debía durar 40 segundos, máximo 1 minuto. Mientras más largo sea el mensaje más posibilidades hay para equivocarse.

En conclusión, y a mi entender, la disculpa de Polonia no fue efectiva. Y ustedes, ¿qué otros elementos entienden no estuvieron bien en su discurso? ¿Qué otros agregarían a este listado? Espero sus comentarios y nos leemos el próximo jueves.

 

 

 

 

 

 

Estándar

2 comentarios en “Los 5 “NO” de la disculpa de Luís Polonia

  1. Gerardo Silverio Sánchez dijo:

    También revisé ambos vídeo y una cosa que pude notar en la disculpa es que él todavía no estaba listo para disculparse. Las seis razones que aportaste son evidencia de que el señor Polonia estaba cumpliendo con retractarse por obligación moral. La gran lección es que si no sientes que debes disculparte, mejor no lo hagas porque puedes empeorar la situación.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s