Crisis, Estrategia, Mis recomendaciones

Salgamos de la burbuja. La comunicación no lo arregla todo 

En esta semana, los periódicos, los canales de televisión y las redes sociales, han reseñado informaciones muy diversas. A pesar de que una de las más importantes fue la victoria de las Aguilas Cibaeñas frente al Licey (yo estoy brincando en un pie porque soy Aguilucha), no fue precisamente esa la que llamo más mi atención. Durante estos días he visto como empresas nacionales e internacionales se encuentran en situaciones bastante críticas, enfrentando problemas que ya han llegado a los medios de comunicación y que representan riesgos considerables a sus operaciones en el país y a su permanencia en el mercado dominicano.

Muchos de ustedes que siguen el Blog y algunos amigos, me han taggeado en posts, comentarios y en reseñas para que lea algunos de estos casos y les de mi opinión. Sin embargo, hoy no voy a hacer ningún análisis. Hoy quiero que nos sentemos y entendamos que vivimos en una burbuja. Creemos que todos los problemas de una organización, incluso aquellos que involucran a los colaboradores, proveedores y temas de operaciones, se resuelven con una estrategia de comunicación. Incluso, me ha tocado estar en el mismo salón con ejecutivos, clientes y compañeros que han estado 100 por ciento seguros de que una nota de prensa, un mensaje en Instagram, una entrevista en televisión o un protocolo de respuesta para redes sociales, son las soluciones inmediatas y efectivas para solucionar una crisis. Pero no. Están y estamos equivocados.

Las estrategias de comunicación son excelentes herramientas para gestionar situaciones de riesgo y para organizar las acciones que deben llevarse a cabo durante una crisis de reputación. Sin embargo, las verdaderas soluciones, las que de verdad representarían un cambio efectivo y sostenible para que estos problemas puedan ser erradicados de raíz, dependen por completo de que la compañía en cuestión y su gerencia tengan la intención de resolverlos.

Es por eso que hoy quiero compartir con ustedes un listado de aquellas situaciones que la comunicación no puede resolver por sí sola.

1- Salarios. Este es un tema recurrente en muchas organizaciones y que genera bastante descontento. Créanme que por más afiches, correos electrónicos, frases de motivación y actividades que se hagan, lo único que resuelve una situación de este tipo es revisando las posiciones, los sueldos, sus respectivos beneficios y realizando un reajuste en los casos que aplique.

2- Descontento o problemas de clima entre colaboradores. La estrategia no hace magia. Tampoco modifica actitudes de la noche a la mañana. Mucho menos cambia el estado de ánimo de un día para otro. Si los empleados de una organización están molestos por la falta de flexibilidad, los horarios extendidos, el micro management, el recorte de beneficios o el cambio de CEO, la solución no esta en una actividad de integración o en colocar un afiche en los murales corporativos. La clave está en conversar con ellos y en ver de qué manera se pueden solucionar estos temas que generan conflicto. Aquí el mayor responsable no es el Departamento de Comunicación, es del Recursos Humanos, así como el de Administración o Gerencia.

3- Conflictos legales. “Los problemas legales se discuten en los tribunales, no en los medios de comunicación”. Escuché esta frase en una reunión hace varios años y todavía estoy de acuerdo. ¿De qué sirve una estrategia de comunicación por sí sola, cuando el conflicto se soluciona negociando o cediendo? La estrategia en casos como estos viene siendo un acompañamiento, pero no la base para que el problema pueda ser resuelto.

4- Deudas con organismos reguladores. De este tipo de conflictos están llenos los periódicos, para muestra los que actualmente están siendo reseñados. En este caso, no hay nota de prensa o declaración que valga, la solución al problema es pagando la deuda, renegociandola o llegando a un acuerdo que sea favorable para ambas partes y que mantenga saludable las relaciones con esa entidad estatal o privada.

5- Falta de transparencia en los procesos. Este es otro ejemplo bastante común que cuando sale en los medios genera mucho ruido y declaraciones de un lado y del otro. Vemos como ejecutivos, CEOs, Presidentes y voceros en general se enfrascan en demostrar que no esta pasando nada o en justificar lo que esta mal, en lugar de solucionar el problema desde la raíz.

¿Y ustedes?, cuáles situaciones agregarían a este listado? Espero que este post les sirva y que podamos entender que la comunicación estratégica es efectiva, pero no mágica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s